lunes, 15 de enero de 2007

ARQUEOLOGÍA INTERDISCIPLINARIA


La arqueología oficial, ortodoxa, llena de intereses económicos y curriculares constituye un lamentable obstáculo para el avance de otras disciplinas. Es preciso cambiar todo en ella, desde los profesores -más fósiles de mente que los que están en las vitrinas- hasta los miles de libros plagados de absurdos. Ese es el desafío de los jóvenes arqueólogos, que deben escribir toda la historia de nuevo, evitando caer en la actitud de "sabelotodo" de sus profesores.
La arquitectura y la ingeniería modernas, la física, la medicina y otras asignaturas podrían realizar avances científicos y tecnológicos impresionantes, si no fuera por la imposibilidad que los dictadores académicos establecen para el estudio profundo de ciertos lugares, como los complejos piramidales y los "templos" egipcios.
Resulta muy difícil rescatar el legado científico de anteriores civilizaciones, cuando unos pocos señores se erigen en autoridad absoluta sobre lo antiguo, poniendo como barrera unas teorías absurdas sobre construcciones por medios que resultan ridículos para cualquier ingeniero, objetivos de las construcciones que no salen de megalomanías sepulcrales, rollos místicos con los que se pretende explicar toda la historia...
Esos señores arqueólogos tienen una clientela cautiva, que son los alumnos de sus cátedras. Estos pagan sus sueldos, pagan sus libros, para luego repetir como loros las mismas historietas. Algunos siguen esa especie de "dinastía académica", pero muchos no quieren ya entrar en esa farsa, repitiendo teorías burdas que se enseñan como verdades indiscutibles. Pero esos nuevos arqueólogos enfrentan ahora mismo una dura lucha. No es nada fácil desmontar una serie de dogmas académicos, sobre todo porque la arqueología -tal como está planteada- es innocua. No sirve para nada, pero tampoco hace daño evidente o inmediato a nadie.
Si se aplicaran los parámetros de investigación de la arqueología a la ingeniería o la arquitectura, las casas y puentes serían inviables o se caerían antes de terminarse. Si se aplicaran los mismos criterios a la medicina, ésta mataría más que lo que curaría.
Por eso la arqueología es la más inútil de las disciplinas, cuando podría -y debería- ser capaz de extraer todo el saber antiguo para aplicarlo en nuestra civilización. Claro que hay intereses actuales muy empecinados en que el pasado no sea realmente conocido. Hay demasiadas mentiras científicas, religiosas, políticas y económicas que convienen a los pocos que gobiernan el mundo, de modo que si la arqueología demuestra que realmente no existió el dinero "privado" hasta Constantino (que funda el primer banco privado en 326 D. de C.), se caen muchos conceptos sobre la economía monetaria y se revelarían sus trampas. Del mismo modo se descubriría que no existía economía financiera en ninguno de los antiguos imperios, con lo que la abundancia estaba asegurada por la administración solidaria casi incorruptible del Estado.
Si se demuestra que los egipcios -al menos los grandes constructores- poseían una tecnología superior a la nuestra, es posible que la sumisión al petróleo como combustible desaparezca y se produzcan cambios de mano del poder.
Si se demuestra que los grandes "templos" y sus complejos piramidales eran electrogeneradores enormes que usaban la energía electromagnética del planeta (0,5 Gauss en el aire y 0,8 a 1 Gauss en tierra), para abastecer de electricidad limpia a una enorme población, se verían perjudicados los intereses que apuestan por la energía nuclear, la eólica o las usinas de carbón.
Ya está demostrado que las pirámides tenían además, usos terapéuticos y miles de usuarios actuales pueden confirmarlo. Más de cien mil personas han sido tratadas en Cuba entre 1990 y 2006, con terapéutica piramidal en diversos problemas osteoarticulares, reumáticos, fibromialgia, esclerosis múltiple, sinusitis e infecciones varias obteniendo resultados sencillamente asombrosos por lo definitivo, económico y rápido de los resultados.
Mientras, los arqueólogos siguen sosteniendo que fueron tumbas de megalómenos faraónes, emperadores chinos, mayas e incas. Siguen sin aparecer los cadáveres ni los ajuares mortuorios en ninguna de las pirámides del mundo.
Es necesario reescribir la historia, pero teniendo en cuenta que ello implica socavar los cimientos del poder actual. El perjuicio para algunos intereses económicos no significaría necesariamente la destrucción del sistema, pero si su profunda modificación en beneficio de la masa humana.
Ese es el gran desafío para la neoarqueología; dejar de ser una asignatura vana, innocua y absurda, inventora de teorías simplistas y generalistas a prima facie, para empezar a funcionar interdisciplinariamente, nutriéndose de los aportes de los matemáticos, geómetras, ingenieros, arquitectos, sociólogos, psicólogos, expertos en electrónica, petrólogos, geólogos, médicos, etc..
No tiene nungún valor la teoría o el dictamen apresurado que el arqueólogo hace -como si sus deducciones fuesen infalibles- inmediatamente que encuentra algo interesante. Antes de decir qué pasó, de quienes son los restos, quienes fueron los constructores y con qué fin hicieron tal o cual cosa, es preciso consultar con muy diversa índole de expertos.
La historia de los pueblos antiguos se nos presenta por esos dictámenes simplistas, como una sucesión de religiones burdas, mitos y creencias... Como si todos los pueblos hubiesen estado dopados con el mismo caldo de religiones que ahora, o peores aún. Como si todas las construcciones que no fueron para habitar debieron ser necesariamente templos místicos, tumbas o lugares de sacrificios.
¿Es que acaso no abundan elementos tecnológicamente "misteriosos" para suponer que los tanques del "Serapheum" -donde nunca se encontró ajuar funerario ni cadáveres de bueyes- pudieron ser depósitos estratégicos?.
¿Acaso no son las pirámides por si solas -donde tampoco se encontró jamás cadáver ni ajuar funerario- indicios de unas utilidades que nadan tenían de místicas o sepulcrales?.
Todo el complejo de Gizha está rodeado de construcciones ya derruídas, muchas pirámides menores, un entramado subterráneo de galerías, pozos y túneles que no han sido debidamente excavados. Pozos de más de 20 metros muchos de los cuales están cubiertos de arena. Nadie ha excavado para lipiar completamente el complejo de Gizha. No hay tumbas, aunque sí muchos tanques a los que se llama arbitrariamente "féretros" o "sarcófagos"... Que nunca contuvieron cadáveres. Estos tanques -como puede verse en la imagen del que se halla en el Museo de El Cairo- fueron cortados con sierras radiales.
Sus pulidos y confección en granito, diorita, basalto y en general rocas muy duras; sus tamaños, con grosores y pesos apabullantes, las marcas de erramientas modernas y la abundante cantidad de estos tanques en todo Egipto dan indicios de una fabricación industrial. ¿Es que podemos pensar que sólo desarrollaron una alta tecnología y una impresionante industria para fabricar sarcófagos?.
Se nos responde que la muerte era para los egipcios algo muy importante, que todo lo hacían en función de la muerte, más que de la vida. Nunca he escuchado por parte de una disciplina que se supone científica, aberración más grande. En todo tiempo y lugar el hombre mortal ha concedido un "espacio psicológico" a la muerte, pero creer que le ha asignado algún pueblo, más importancia que a la vida, es tratar a dicho pueblo como si fuese demente, con obsesión morbosa respecto a la muerte, incapaz de dedicarse a vivir y disfrutar de la vida.
Eso es una psicopatía que aparece en un individuo entre cientos de miles, pero no es posible adjudicar dicho comportamiento a todo un pueblo y menos a uno que ha dejado un legado de belleza arquitectónica, medicina avanzada y efectiva, técnicas refinadas de elaboración de esencias, que practicaba la agricultura más metódica e inteligentemente que sus descendientes actuales.
En el libro "Tecnología Sagrada de las Pirámides" explico muchas más cosas, con abundantes imágenes. Pero es preciso que mucha gente involucrada en la arqueología haga nuevos aportes para cumplir con este trabajo que quizá lleve muchas décadas: Escribir de nuevo la historia.

Gabriel Silva
www.piramicasa.es
www.piramicasa.com
 
Foro: piramicasa-alta@eListas.net
Tlf: 639 28 47 87

lunes, 11 de diciembre de 2006

ARP: El gran fraude de los escépticos

Recomiendo este excelente artículo sobre los escépticos, aunque Manuel Carballal se refiere sin duda a los falsos escépticos, que han usurpado este calificativo.
Marcelo Gabriel Silva

ARP: El gran fraude de los escépticos
Por Manuel Carballal

Están en todo debate y coloquio radiofónico o televisivo sobre lo paranormal. Blandiendo el nombre de la "ciencia" y la "racionalidad" como arma arrojadiza, afirman que creer los OVNIs, la telepatía, la Atlántida, la premonición, los milagros, etc, "contradictorio, farragoso e inmoral" (1). Para ellos los fenómenos paranormales son "memeces", "ridículos", "fraudes", "engañabobos", "tonterías", "babosadas", "gilipolleces", etc. Pero, ¿realmente hablan en nombre de la ciencia? ¿Que se esconde tras los mal llamados "escépticos"?

El 1 de enero de 1995 quedó formalmente constituido el Consejo Europeo de Organizaciones Escépticas (CEOE), formado por ARP y otros seis grupos de idéntico corte ideológico (ver Anexo 1). Conocer las estrategias, naturaleza y argumentos de ARP nos servirá para conocer como funciona el "movimiento escéptico" internacional.

La policía militar de la Ciencia

Los tres objetivos que se planteo el CEOE son, por este orden: Proteger al público, investigar y promover política pública.

Uno podría preguntarse quien es el CEOE o ARP para erigirse en protector del público, y la respuesta se encuentra en el evidente carácter "marcial" de su ideología. Para ARP la lucha contra lo paranormal es un guerra personal, porque "la ciencia no es democrática" (LAR nº 12, pag. 26).
Basta leer algunas declaraciones de sus fundadores para comprender la visceralidad de sus escritos: "Soy un escéptico a machamartillo... exagerado defensor de la ortodoxia escéptica... partidario de emplear la máxima dureza... todos los fabricantes de paradojas están en mi punto de mira y cada uno será objeto de chanzas y críticas cuando llegue el momento..." (LAR nº 34/35, pag. 72). Quien esto escribe, Luis Alfonso Gámez, una especie de "Rambo de la ciencia" (que si siente las piernas, aunque menos el cerebro), que se define como "soy un guerrillero y lucho cuerpo a cuerpo" (2) ha convertido LAR en una especie de campo de batalla donde insultar, humillar y difamar a todo aquel que se atreva a opinar que lo paranormal exista.

En 1987 inició una sección en la revista con el significativo titulo de "Fenómenos Para Anormales" donde encontramos más de medio centenar de tipos de insultos diferentes contra todo tipo de testigos, estudiosos o divulgadores de lo paranormal (ver anexo 2). Esta actitud ha recibido el apoyo de toda la asociación. Al fin y al cabo para ARP no hay término medio, "la ciencia o la ignorancia" (LAR nº 4, pag.9).

Tanto es así que durante su II Congreso, Óscar Menéndez (director de ARP en Madrid) advertía a los presentes: "Es importante que cuando alguno acceda a un programa de TV y sepa a quien se va a enfrentar avise a Gámez para que eche mano del archivo y les de lo suyo" (3). El mismo Menéndez argumentaba durante un debate sobre OVNIs celebrado en 1995 en el programa ESPACIO EN BLANCO, que si muchos pilotos afirman haber visto OVNIs "lo más razonable es pensar que todos mientan".

Super-Gámez, el héroe defensor del paradigma científico, está dispuesto a luchar contra todo estudioso que se le ponga por delante, y escribe cosas como "si éste es uno de los jóvenes valores de la ufología, que me pongan una docena al otro lado del ring" (LAR nº 27, pag.45). Constantemente alude a "el enemigo", "nuestro rival", "los adversarios" etc. Bat-Gámez, nuestro héroe científico, tiene la cosa clara: "Hay que mantener a toda costa la pureza del movimiento escéptico en la creencia de que solo así se alcanzará la victoria frente a las hordas de la irracionalidad" (Luis R. Glez. en LAR nº 32, pag.46). Ante un discurso de comnotaciones tan sospechosas no es de extrañar que Spider-Gámez se haya ganado el sobrenombre de Luis "Adolf" Gámez.

Pero nuestro héroe no es el único "Rambo-científico" de ARP. Frases similares han sido pronunciadas y escritas por la mayor parte de componentes del grupo: "Hay que darles candela y punto" (Francisco Javier Esteban); "hay que entablar un combate cuerpo a cuerpo en el propio terreno del enemigo" (Luis R. González), etc. La verdad es que ante estos planteamientos, uno podría pensar que está leyendo un manual de JARRAI o de cualquier grupo neo-nazi en lugar de una "revista científica". Que los fundadores y cabecillas de ARP vivan en Euskadi es solo una casualidad.

Entre las "iniciativas de combate" que las tropas escépticas desarrollaron en los últimos años destacan algunas como el manifiesto Anti-Astrología (LAR Nº 25, pág.39, refrito de otro proyecto similar desarrollado en 1976 por los "guerrilleros de la ciencia" yankis, una declaración firmada por un grupo de astrónomos contra la astrología. Actitudud, por otro lado, muy lícita, aunque resultaría más creíble si no se adornase con insultos personales a los creyentes.

Estas iniciativas, como la manifestación libre de toda opinión sobre cualquier aspecto de la cultura, nos parece muy lícita, pero las aspiraciones de ARP van mucho más allá. Durante su último congreso nacional, y más concretamente durante la celebración de una mesa redonda titulada Medios de Comunicación y Pseudociencias celebrada en la tarde del viernes 24 de noviembre de 1996 no solo insistían en erradicar toda entrevista o reportaje sobre lo paranormal (a excepción de sus participaciones) de los medios de comunicación, sino afirmaron que "habría que procesar judicialmente a todo presentador de televisión que entreviste a ufólogos, parapsicólogos, videntes, etc, en sus programas". Resulta claro que para ARP la ciencia, ni el periodismo, son democráticos. De hecho parecen poco partidarios de la democracia, en general.

Mercedes Quintana, (ex-directora ejecutiva de ARP) escribía: "Me alegra pensar que ese talante radical de los primeros números (de ARIFO) no se ha perdido..." (LAR nº 25, pág. 6). A mí me alegra que las licencias de armas sean difíciles de conseguir en España, de lo contrario deberíamos empezar a sentir miedo.

El absurdo hecho escepticismo

Durante el turno de preguntas que seguía a una conferencia que yo dictaba en La Coruña en 1989 uno de estos preclaros científicos pedía la palabra. No quería hacer una pregunta sino desenmascarar públicamente a "ese chorizo de J. J. Benítez". Su argumento me dejó sin habla: "Benítez miente, porque en Caballo de Troya-2 dice que los militares israelies habían hecho un experimento secreto en la montaña de Masada, y yo telefoneé a la Embajada de Israel y pregunté si habían hecho algún experimento secreto allí, y me dijeron que no, por lo tanto Benítez miente...".

Más recientemente, durante una Mesa Redonda sobre el caso Roswell celebrada en la tarde del 25 de noviembre, en el II Congreso de ARP el actual presidente, Javier Armentia, argumentaba que el caso Roswell era falso entre otras cosas porque "el jefe de la base de Roswell en una carta de 2 meses después del incidente dice que no tienen restos de naves extraterrestres". Los investigadores tenemos mucho que aprender de ARP. Cuando pretendemos averiguar si los gobiernos ocultan información sobre los OVNI ¿como no se nos ocurrirá preguntárselo directamente?. ¿Como no se le ocurrió al Washington Post preguntar a Nixon si lo del Watergate era cierto? ¿Como no se la he ocurrido al Partido Popular preguntar al gobierno socialista si tenía relación con los GAL?

Aunque Luis "Adolf" Gámez afirma que "las personas que consideran los OVNI naves ET se descalifican a si mismas" (LAR nº 12, pág. 26), Felix Ares de Blas asegura que "he aquí un magnífico razonamiento: tenemos testimonios de OVNIs a millones, luego son falsos" (ESPACIO EN BLANCO, 16 de agosto de 1992). Debo confesar que mi cerebro no genera ondas cerebrales PI, así que no puedo comprender este tipo de "argumentos científicos". Pero tal vez el problema sea que no tengo fe (Hebreos 11. 1), algo que a nuestros amigos de ARP parece sobrarles. La prueba estriba en algunos de sus más destacados miembros.

En 1993 se celebraba en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza el I Congreso Nacional sobre Pseudociencias organizado por ARP. Para la responsabilidad de dictar la conferencia inaugural de este primer congreso se seleccionó al "escéptico y racional" César Vidal Manzanares (conocido experto en luchar contra las sectas, grupos esotéricos, contactados, etc). Durante esta importante primera conferencia del primer congreso de ARP, Vidal concluyó que no existen pruebas para creer en la existencia de ETs ni en el paso de los mismos por el planeta (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 11).

Lo absolutamente alucinante es descubrir que el pretendido "escéptico" es en realidad un evangelista que afirma que "prácticas como la oui-ja, el Tarot, etc, son el primer eslabón de un proceso iniciático que conduce al culto a Satán y a Lucifer". Para el "escéptico" Vidal, lo paranormal es de inspiración diabólica (Diario 16, domingo 14 de marzo de 1993, pág. 20).

El de Vidal no es un caso aislado, ni muchísimo menos. Y que algunos miembros de ARP hayan estado vinculados a grupos como el OPUS DEI o Nueva Acrópolis (lo que podría hacernos sospechar que sus ataques a otras creencias intentan eliminar competencia) (4) no es grave, al fin y al cabo (aunque según ARP la ciencia no lo sea) España es un país democrático y la Constitución Española (artículo 16) defiende la libertad de creencias, hasta para los "escépticos".

Lo inquietante es que algunos, como Francisco Javier Esteban, que durante su ponencia en el II Congreso de ARP se vanagloriaba de haber hecho llorar a Bruno Cardeñosa durante un debate radiofónico (?) (totalmente falso), afirma haber pertenecido a los servicios de inteligencia norteamericanos, cosa que nos suena más a delirio magalómano que cierto. No olvidemos que la principal motivación de los "escépticos" es conseguir el protagonismo público que no han conseguido en sus campos profesionales (o religiosos) respectivos.

Y si destacados miembros de ARP como César Vidal creen que el demonio está detras de las prácticas paranormales, otros confiesan haber visto OVNIs.

En 1990 Andrés San Juan López, director de ARP-Galicia, me contaba con todo lujo de detalles su emotivo avistamiento de un OVNI en Santiago de Compostela años atrás. En los archivos de la sociedad Eridani nos encontramos con la ficha de un avistamiento producido el 2 de febrero de 1970 que dice:

"A las 20:10, desde la calle Reina Victoria de Madrid el testigo Félix Ares de Blas pudo observar una bola roja ligeramente anaranjada del tamaño de una estrella de 2ª magnitud, la cual cruzo rápidamente el cielo, hizo un recorrido de 180º en 2 minutos. A intervalos irregulares aumentaba su luminosidad, de modo que parecía despedir fogonazos". Más aún, durante su ponencia en el II Congreso de ARP Jesús A. Puertas confesaba: "Los hechos anómalos existen. Hace 2 semanas yo venía de Madrid en coche por la autovía hacia Zaragoza y observé en el cielo una especie como de bengala de color verde brillante como bastante cercana que bajaba de arriba abajo (lúcida observación*). Yo no sé que explicación tendría ese hecho, pero les puedo asegurar que no me la inventé y dormí bien traquilo aquella noche".

Debemos suponer que cuando Ares de Blas afirma que "testigos de OVNIs a millones, luego son falsos" no se referirá a sus propias experiencias personales. Lógicamente solo los testigos OVNI o creyentes que no pertenecen a ARP son "crédulos", "ignorantes", "necios", "patéticos",etc. ¡Ah!, Felix Ares de Blas, fundador y principal ideólogo de ARP, había pertenecido a asociaciones como Eridani, donde recibían mensajes de supuestos extraterrestres (ummitas).

>El arte de la manipulación

En plena mesa redonda sobre Medios de Comunicación y Misterio, durante el II Congreso de ARP, Francisco Javier Esteban (presentado por ARP en todos sus foros con el único curriculum de: "el hombre que engaño a J.J.Benítez") sugiere que a la hora de atacar lo paranormal no dude en mentirse o inventarse la información e ilustra su aplaudida sugerencia con un ejemplo, y sigo trascribiendo literalmente de las grabaciones magnetofónicas: "Alguien me contó que un alumno de Einstein vió un OVNI. Yo me lié la manta a la cabeza y le dije que había leído que Hopkins había dicho que los OVNIs eran una tontería. Luego todos (sus compañeros "escépticos") me preguntaron que si era verdad, y dije que no, pero me quede tan a gusto", "el otro día nos tomamos unos whiskis y luego llamamos a una futuróloga para reirnos un rato...", etc. Para Esteban "no se deben establecer discusiones racionales, es mejor mentir". ¿Alternativa qué...?

La mentira, difamación y manipulación de la información es algo excesivamente frecuente en las afirmaciones de los "escépticos". El objetivo es muy claro, dar ante la comunidad científica una imagen de lo paranormal absolutamente denigrante e impresentable, y de esta forma obtener su apoyo y subvenciones.

Durante su "conferencia magistral" en el citado congreso Felix Ares de Blas afirmaba literalmente: "Prospera Muñoz, una señora que tenía 8 años y resulta que 30 años después recuerda que una vez vio una luz y entonces le vino un marciano y le dio una pieza y la puso en un muro. Pero nadie va a ver el muro, nadie recoge la pieza y se presenta como prueba irrefutable de que los ET existen"; "Abducción es cuando un marcino coje a un terrestre, se lo lleva a su nave y le hace putaditas"; "Los ufólogos dicen: los ETs existen, y existen las abducciones y además viene el marcianito y se folla a una terrestre todos los días".*

Al día siguiente, sábado 25, Javier Armentia afirmaba: "Los ufólogos dicen que hay un pacto entre los extraterrestres y el gobierno americano, y que los ETs vienen a chuparnos la sangre".

La muestra es muy nutrida: "Los fanáticos son en ufología algo habitual" (LAR Nº 33, pág. 46); "La mayoría de fotos OVNI -sino todas- son falsas" (Carta de Ares a Toharia 25-2-85); "La honradez es a los ufólogos lo que la inteligencia a los chimpancé" (LAR nº 33, pág. 42). Lógicamente además de ser insultos de mal gusto, todo eso es falso, pero a ARP le interesa crear una imagen supersticiosa e irracional de todos los ufólogos para, así, poder ganarse las simpatías de la comunidad científico y, sobretodo, los presupuestos universitarios.

En cuanto a lo paranormal ocurre lo mismo. En el número 33 (pág. 34) de LAR utilizan que "Jose Mª Pilón cree en la existencia del diablo, la vida después de la vida y la imposición de manos", para intentar plantear que esa es la creencia de la parapsicología, y omiten que el Padre Pilón es sacerdote jesuíta y como tal, no como parapsicólogo, ha de aceptar el dogma impuesto por el Magisterio Extraordinario de la Iglesia, que es quien afirma que el diablo, el mas allá y la imposición de manos existen, no la parapsicología. Obviamente si en eso mismo cree su ariete "escéptico" César Vidal, se trata de creencias racionales.

La manipulación de la realidad es algo sistemático en sus afirmaciones. Cuando estudiamos a fondo las publicaciones, conferencias y declaraciones de ARP nos sentimos desorientados. En LAR nº 9 (pág. 13) citan al Dr. Alfredo Bonavida como experto fiable, al apoyerse en sus estudios para desacreditar un caso. Más tarde cuando el Dr. Bonavida se muestra defensor de lo paranormal es descalificado por ARP, en LAR nº 25 (pág. 6).

Mercedes Quintana afirma que "MUY INTERESANTE es lo que presume cada vez menos, habiendo perdido el norte de lo que es científico", pero cuando en 1995 ARP se convierte en colaborador de dicha revista, publicando casi mensualmente artículos contra lo paranormal, la revista pasa repentinamente a ser la mejor revista científica, y premio "Lupa Escéptica-95"; durante el II Congreso de ARP Ares de Blas se refiere a los "ufólogos de RAMA", intentando mezclar a los ufólogos con los grupos de contacto para demerecerlos ante la comunidad científica; Ares de Blas descalifica a Benítez como "novelista de ficción", por que intercala novelas o cuentos con su trabajo como divulgador, pero no dice que el mismo Ares ha escrito cuentos de ficción (bastante malos por cierto), como Enamorado (Nueva Dimensión marzo-abril 1969, pág. 85 a 88), etc. La lista es inmensa.

Para ARP los OVNIs, por ejemplo, son un tema carente de interés científico: "Detrás de la ufología no hay nada" (Ares de Blas. LAR nº12, pág.5); "Nos sobra -de las páginas de LAR- el tema OVNI" (Ares de Blas. LAR nº 27, pág.3); "Cada caso de OVNIs es un fraude" (Ares de Blas, YA, 20 agosto 1992, pág. 17); etc. Pero al mismo tiempo los OVNIs son un tema de interés científico: "Lo que pueda haber detrás del fenómeno OVNI puede ser un campo de estudio científico como cualquier otro." (Ares de Blas. Carta a Manuel Toharia 25 febrero 1985); "Me interesan los OVNIs por muchas razones, como creo que a cualquier persona informada debería preocupar un mito tan representativo de nuestra época" (Actas del I Congreso de ARP, pág. 22); etc.

Parece evidente que ARP utiliza la ufología, calificándola de campo de interés científico, según les convenga o no. Luego veremos que la motivación de ese "si pero no" es puramente económico y de protagonismo.

El objetivo de esta manipulación es presentar ante la comunidad científica una imagen sensacionalista e irreal de los investigadores de lo paranormal para, de esta forma, conseguir el desinterés de la comunidad científica para con estos fenómenos, y al mismo tiempo intentar hacerse un hueco en el estatus académico, y en los presupuestos universitarios. Resulta muy elocuente observar que la mayor parte de estos pretendidos "escépticos" carecen de titulación universitaria, y los que la tienen son absolutos desconocidos en sus respectivas disciplinas. Cuando acceden a medios de comunicación, congresos, etc, es por su ataque visceral a lo paranormal, y no por ser científicos brillantes. Si no ejerciesen de "escépticos" no podrían sublimar su mediocridad intelectual en otros campos.

Vicente Juan Ballester Olmos, por ejemplo, es el "ufólogo científico" por excelencia para ARP. Sus libros y artículos son constantemente recomendados y comentados en LAR. Ballester Olmos dirige su discurso a "los jóvenes universitarios", y presume de ser el "director de un grupo de científicos que estudian los OVNIs". Pero Ballester Olmos no es un doctor, ni siquiera un licenciado. Sus dos años en la Universidad de Valencia son un cúmulo de suspensos, y actualmente trabaja en una fabrica de coches de Almusafes (Valencia). No es nada humillante carecer de titulación universitaria, pero es absurdo pontificar en nombre de la ciencia, descalificando a los auténticos investigadores de los fenómenos aéreos anómalos, desde una fabrica de coches valenciana.

Un micrófono, por favor...

El marcado complejo de superioridad de ARP les ha hecho víctimas de una delirante paranoia por la que se creen constantemente amenazados y perseguidos por un complot de toda la ufología internacional que pretende evitar su misión de "poder redimir algunas de esas almas perdidas" para la ciencia (LAR nº 32, pág. 46). No sólo eso, sino que constantemente exigen, en nombre de sabe Dios que tipo de egomanía, figurar en todo debate, programa o reportaje sobre lo paranormal que se realiza en España.

"En 1992 -comenta J. J. Benitez a MÁS ALLÁ-, un grupo de profesores del claustro de físicas de la Complutense amenazaron al Sr. Villapalos, rector de la Universidad, con no votarle en las próximas elecciones al rectorado si no aceptaba que ARP tuviese una conferencia paralela al curso sobre OVNIs". Según los fax, cartas, y artículos de ARP relativos al famoso curso sobre OVNIs de la Universidad Complutense que han llegado a nuestro archivo, los directivos de este grupito consideran que solo con su presencia un debate sobre lo paranormal puede considerarse serio.

Durante el I Congreso de ARP se concluyó que el principal objetivo de ARP sería "tener la mayor presencia posible en medios de comunicación", y realmente llega a resultar patético el tono en que mendigan su participación en cualquier medio de comunicación. "Si quieren abordar el asunto de la Complutense y de los OVNIs, ¿porque no confrontar las opiniones del director del curso, Juan José Benitez y las nuestras, la mía en particular?" (Fax de Javier Armentia a Radio Nacional del España del 22 septiembre 1992). Más aún, en una carta de Felix Ares a Bruno Cardeñosa de ese mismo mes, el fundador de ARP propone al ufólogo zaragozano: "Te propongo un trato, cada vez que te pidan un escéptico para un programa de tv me recomiendas a mi, y cada vez que me pidan un ufólogo para un congreso yo te nombro a ti".

Lo alucinante es que el mismo Ares de Blas atacaba un trabajo de Cardeñosa en un artículo publicado ese mismo otoño en LAR nº 26 (pág. 33) refiriéndose a él como "un tal Bruno Cardeñosa". ¿Como puede estar haciéndole propuestas de negocios comunes a título privado y negar conocerlo en la revista del grupo? Tal vez la respuesta esté en algún tipo de transtorno psicológico... y no entraré en este tema, por el momento.

Si el director de un programa de radio o TV simplemente considera, como es lógico, que las opiniones de ARP son prejuicios personales que no aportan nada a los fenómenos paranormales, y decide prescindir de los mismos, eso es interpretado como una conjura por parte de los ufólogos y parapsicólogos que "temen enfrentarse a ARP" y "quieren acallar la verdad". Con escandaloso cinismo afirman que todo ufólogo que no acude a un debate sobre lo paranormal lo hace por temor a ellos, y si ARP no es invitada a un coloquio o reportaje, es por una conspiración internacional que ansía acallar su voz: "Guijarro es otro de esos valientes que al igual que su maestro evita todo posible debate directo con ARP" (LAR nº 27, pág. 47); "Benítez intenta vetar la presencia de personas como yo (Armentia) en debates a los que asiste" (LAR nº37, pág.28), etc.

Tales afirmaciones son mentiras destinadas a dar una imagen de poder ante la comunidad científica, y para ello no se duda en prejuzgar o calumniar sistematicamente. Veamos algunos ejemplo:

- En relación al programa RIFI-RAFE de ETB: "Benítez, Carballal y Sierra se habían negado a participar en el debate con Armentia y Bohoslavsky" (LAR nº 34/35). Lo cierto es que ARP prohibió que Carballal asistiese como crítico a ese programa. Transcribo literalmente de la cinta magnetofónica: "¡Que coño va a venir como escéptico Carballal¡" (Ares de Blas, al recordar el caso en su conferencia del II Congreso de ARP). La Productora de ese programa nos confesó que ARP se había negado a que Manuel Carballal asistiese a ese programa "porque no defendía la hipótesis ET, y en ese caso no podían meterse con él".

-En relación al programa Otra Dimensión de Tele-5: "Sierra se niega a salir en la pequeña pantalla por una cuestión de imagen" (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 129). Lo cierto es que Javier Sierra abandonó Otra Dimensión por desacuerdos de contenido con el director del programa, no por proteger su imagen. ARP se irrita notablemente cuando algún investigador se define como crítico o escéptico, pero si ellos representan ese "escépticismo" yo renuncio. ARP tiene razón, yo no soy "escéptico"... soy heterosexual...

-En relación al debate Armentia-Benítez en la Universidad Menéndez Pelayo: "¿Que creía Benítez, que Armentia le iba a dejar escapar vivo? Me consta que Benítez perdió los nervios gracias al buen hacer del presidente de ARP" (LAR nº 34/35). Lo cierto es que Armentia se derrumbó cuando Benitez tuvo que explicarle el origen y significado de la palabra "racional" que define su grupo. Naturalmente Armentia omite ese y otros embarazosos aspectos del debate en la "objetiva" crítica del encuentro que el mismo (toma objetividad) escribe en LAR nº 37 (pág. 28 a 35), y que es absolutamente tendenciosa. También asistimos a ese encuentro y tenemos las cintas magnetofónicas del mismo.

-"Benitez evita sistemáticamente desde hace años todo debate público con Ballester o cualquier escéptico" (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 109) Lo cierto es que es Ballester quien se niega al enfrentamiento con Benítez. Hace pocas semanas fué invitado a un coloquio sobre la desclasificación OVNI del EdA por el programa ESPACIO EN BLANCO de Radio VOZ, y declinó asistir "si está Benítez".

La verdad es que a pesar de que ARP insista en que "la ciencia no es democrática" la investigación de lo paranormal si lo es, y MÁS ALLÁ es un buen ejemplo. LAR ha dirigido todo tipo de insultos y calumnias contra MÁS ALLÁ desde su inicio: "la abominable revista MÁS ALLÁ" (LAR nº 12, pág. 5); "MÁS ALLÁ... revista con mayor densidad de tonterías, incongruencias y patochadas por cm2" (LAR nº 12, pág. 30), etc.

Pese a todo MÁS ALLÁ, a diferencia de ARP, siempre ha optado por la pluralidad de opiniones, y no sólo ha publicado cartas, noticias, o referencias a los trabajos de los "escépticos", sino que el mismísimo director de ARP ha publicado alguno de sus artículos en MÁS ALLÁ, como su reportaje sobre el proyecto SETI en el monográfico OVNIs de MÁS ALLÁ. ¿Serían esas las "tonterías, incongruencias y patochadas" a que se referían?

Más aún, los directivos de ARP constantemente han sido invitados a programas especializados para debatir lo paranormal. Los debates de ESPACIO EN BLANCO entre ARP y diferentes ufólogos son ya clásicos. Desde 1988 directivos de ARP como Felix Ares de Blas, Javier Armentia, Andrés San Juan, Luis Alfonso Gámez, Alberto Gómez, etc, fueron invitados y participaron en mis programas de radio y televisión. Pero precisamente en 1991, tras invitar a Felix Ares de Blas y Luis Alfonso Gámez a un debate sobre OVNIs para el programa Tras do Silencio de la Televisión de Galicia, en el cual estaba invitado Benítez, ambos afirmaron que no asistirían al mismo si acudía Benítez: "Ningún ufólogo serio, ni ningún escéptico, acudirá a un programa en el que esté ese señor" (Luis Alfonso Gámez).

Las palabras de la Sra. de Ares de Blas fueron bastante más duras al respecto que las de su esposo y su compañero. En contrapartida Félix Ares nos proponía ser contratado como asesor del programa para definir "lo que podría ser el programa". Tras enumerar su experiencia, contactos y archivo ("creo que tengo una de las mayores bibliotecas escépticas de nuestro país") concluía: "ME PONGO A VUESTRA DISPOSICIÓN" (mayúscula en el original), para hacer un programa "serio y objetivo" (?) sobre lo paranormal. (Fax Ares de Blas a TVG del 17 julio 1991, a las 23:15). Y es que "la pela es la pela"...

Ares de Blas, como tantos otros componente de ARP, ha sido invitado constantemente a nuestras series de radio o televisión, y contra lo que afirman, han sido ellos quienes han declinado asistir, dependiendo del "enemigo" a quien debían enfrentarse. Dos ejemplos Andrés San Juan (director de ARP en Galicia, donde por cierto eran 3 miembros), y Alberto Gómez (responsable legal de ARP) fueron invitados a participar en los capitulos 3 y 12 de la serie MUNDO MISTERIOSO emitidos el 13 de julio y el 14 de septiembre 1993 respectivamente.

En el primero San Juan tenía por fin la oportunidad de desenmascarar (y conocer personalmente) a Uri Geller, a quien han tildado de "estafador", "sinverguenza", "fraude" o "picaro" (LAR nº 9, pág.27) etc. Declinó asistir al programa. En el segundo, Alberto López aceptó participar pero al descubrir, el mismo día de grabación del programa, que tendría que debatir con Enrique de Vicente y Manuel Carballal, simplemente no acudió al plató a pesar de vivir a menos de un kilómetro del mismo, lo que supuso un serio trastorno para la productora que tuvo que localizar otro invitado unos minutos antes de comenzar el programa. Estos son los hechos.

LAR, en su último número (37) cita los nombres de Canto, Carballal, Cardeñosa, Guijarro y Sierra al menos 65 veces en las 47 páginas del número (lo que denota una cierta obsesión paranoide de ARP hacia los jovenes ufólogos). Pues bién, cualquiera de esos investigadores está dispuesto a debatir cualquier aspecto de lo paranormal, con cualquier miembro de ARP en cualquier foro de opinión. Elijan lugar, día y "armas"...

Dinero, sexo o fama: el móvil

Es evidente que el principal móvil de los "escépticos" es el ego. Mediocres en sus respectivas profesiones han encontrado una forma de conseguir fama, reconocimiento y popularidad asistiendo a programas de TV o dando conferencias contra lo paranormal. "Siempre llaman a ARP a TV, y eso es bueno" (5). Pero hay otros intereses en los directivos de ARP que incluso los socios y simpatizantes de ese grupo desconocen.

"La ufología es una forma fácil de ganarse la vida", declaraba Luis "Adolf" Gámez en ESPACIO EN BLANCO (16 agosto 1992) y más tarde escribía en relación a los jovenes investigadores antes citados: "tienen la profesión de periodístas esotéricos... viven de los artículos sensacionalistas... cobran decenas de miles de pesetas por cada original..." (Actas del 1º Congreso de ARP, pag.111).

Con estas afirmaciones pretenden presentar ante la comunidad científica la imagen de unos ufólogos que viven del mito extraterrestre. Pero los hechos son muy diferentes: Bruno Cardeñosa es estudiante de periodismo, y ha trabajado como camarero, futbolista, etc, para poder pagarse las investigaciones, igual que yo mismo, que he trabajado de fotógrafo, tendero, locutor, etc, para pagarme los estudios de electrónica, teología y criminología; Pedro Canto trabaja como comercial en una revista de turismo, igual que Josep Guijarro es comercial de una televisión privada, y ambos dedican a la investigación su tiempo libre y su dinero; y Javier Sierra es un periodista especializado, que vive tanto de los OVNIs como Jose Mª García (otro periodista especializado) lo hace del futbol. Lo que no explica Gámez es que su inmediato superior, Felix Ares de Blas, cobra cifras desorbitadas por atacar lo paranormal.

Evidentemente los ingresos de LAR no son suficientes. En 1993 recaudaron sólo 494.670 Pts, y aunque el artículo 40, punto G de los estatutos de ARP indica que los socios deben "responder solidariamente con los demás socios protectores a las deudas de la asociación" con su dinero, existen formas más rápidas y cómodas de lucrarse del escepticismo. En una carta de Felix Ares de Blas a Chema Carrasco fechada el 20 de junio de 1992 el fundador de ARP acepta dar una conferencia en Vizcaya contra los "fenómenos psi o los extraterrestres" enunciando cuanto suele cobrar por tales conferencias: "Habitualmente mis honorarios por conferencia son 250.000 pesetas (si es internacional algo más, pues me cuesta mucho más trabajo prepararla en inglés)".

Poco después, durante la grabación de un programa de La Maquina de la Verdad sobre los OVNIs que jamás llegó a emitirse (pero cuyo video en bruto poseemos) surge un nuevo dato. Durante una pausa en la grabación, en que el audio de los invitados continuaba siendo grabado, Enrique de Vicente pregunta a Ares de Blas si alguna vez a cobrado tan sustanciosa suma, a lo que Ares responde: "Me han pagado algo más en alguna ocasión, pero no te voy a concretar más". Ares jamás pudo suponer que sus palabras quedasen grabadas y llegasen a nuestro poder.

Nos consta que algunos otros componentes de ARP han intentado emular a su fundador, acudiendo a medios de comunicación para atacar lo paranormal "y si me pagan mejor" (LAR nº32, pág.46), pero no tenemos pruebas, por el momento, de que lo hayan conseguido. Sin embargo los grandes ideólogos yankis de ARP. como Phillip Klass o James Randi si obtienen grandes sumas por sus libros, artículos y conferencias contra lo paranormal. Y no importa que estén plagadas de errores, inexactitudes o calumnias.

En su libro Fraudes Paranormales (Tikal) encontramos numerosos casos. Por ejemplo, para desacreditar al cirujano psíquico Ze Arigó, Randi publica una famosa foto del parapsicólogo Óscar González Quevedo -consumado ilusionista- haciendo un truco de magia (introducirse un cuchillo bajo el párpado), y afirma que es una foto de Arigó haciendo cirugía psíquica. En la misma página (193) incluye una foto de si mismo haciendo el mismo truco (que por cierto yo también he hecho) y afirma que si El Asombroso Randi hace lo mismo que Arigó (que repito, no es Arigó), la cirugía psíquica es un fraude (?).

Todos los cabecillas de ARP saben que Randi miente al convertir a Quevedo en Arigó para poder descalificar la cirugía psíquica, pero da igual. La reverencia y pleitesía que ARP rinde a Randi es increíble. Durante su última visita, organizada por la hermana de Ares de Blas, al igual que en visitas anteriores, el ilusionista americano (que cobra miles de dólares por sus cursos de mentalismo anti-paranormal) parecía un gurú rodeado de devotos seguidores. El "Mahattma Randí" y la "iglesia" de la ciencia... (6). Y es que Cienciología y ARP tienen muchas cosas en común.

Ese tipo de manipulaciones no debe asombrarnos. ARP y el CSICOP han confesado haber realizado fraudes "para demostrar que lo paranormal no existe" con todo descaro. El Proyecto Alpha o el Proyecto IVAN son ya históricos, pero como "el fin justifica los medios...". Recientemente ARP invitaba incluso a sus socios a realizar fotos fraudulentas de hechos paranormales (LAR Nº 34/35, pág.82) "para un libro que tenemos intención de editar".

Ante los ¿razonamientos? de utiliza ARP, no debe extrañarnos que esas actitudes parezcan normales a sus socios. En LAR nº 32 (pág.42), y al criticar el libro de Josep Guijarro, INFILTRADOS, Luis "Adolf" Gámez, escribía: "Después de leer en la portada el nombre del autor, el miedo a perder la integridad mental me impidió proseguir. Más vale cobarde vivo que valiente descerebrado". Por supuesto solo los humildes mortales necesitamos leer un libro para poder juzgarlo... ¿Pero no decían que la E.S.P. no existe?. Es solo una muestra de la mentalidad de estos "escèpticos", pero hay más.

Andrés San Juan, representante de ARP y experto en la vida sexual de las moscas (sobre tan estimulante tema realizó su tesis biológica) acusaba a las universidades de perder tiempo y dinero en la investigación parapsíquica, retirando presupuestos de otros temas más importantes para la ciencia (como la sodomía en los moscardones de la Patagonia). Jesús Martinez Villarro, ex-editor de La Alternativa Racional (boletín de ARP) afirmaba que el sonido de un OVNI grabado magnetofónicamente en Bilbao era en realidad la masturbación de un sapo partero (digo masturbación porque solo se escuchan "cantos sexuales" de un Alytes Obstetricans, que según ARP era el origen de la grabación OVNI).

Los ufólogos se refieren socarronamente a este episodio como "el caso del sapo pajero de ARP". Por no hablar de las categóricas afirmaciones de estos "científicos", de que la mayoría de OVNIs avistados en España (incluso por pilotos, meteorólogos, etc) en realidad eran "rayos en bolas".

Rayos en bolas, masturbaciones de sapos parteros, vida sexual de las moscas... alguien podría pensar maliciosamente que los escépticos tienen algún tipo de trastorno de la lívido, y lo cierto es que recientemente los investigadores descubrían que uno de los mayores fraudes en la historia de la ufología española, el alffaire UMMO, había sido perpetrado precisamente por uno de estos "escépticos", colaborador de LAR y ARP, aprovechando el mito generado por él para materializar sus fantasías sadomasoquistas. Cabe señalar que tanto de este "escéptico" al que aludimos, afincado en Madrid, como otros de Zaragoza, disponemos de sus fichas policiales por delitos menores, que no vienen a cuento... por ahora. Un delincuente tiene el mismo derecho que cualquiera a ser escéptico.

Por supuesto cada uno es muy libre de vivir su sexualidad como prefiera, siempre y cuando no se aproveche de la credulidad ajena para abusar del prójimo escudado tras un falso rigor científico. Y lo cierto es que Freud podría sacar sugerentes conclusiones de las explicaciones que los pseudo-escépticos dan a muchos casos paranormales. No deja de ser curioso que en un reciente estudio grafológico realizado sobre 5 ufólogos de campo y 5 ufólogos de salón, en al menos tres de estos últimos se detectasen curiosos aspectos sexuales, sintomas de alcoholismo, e incluso indicios de demencia. Pero el sexo escéptico es lo de menos. Analizando las explicaciones que algunos patriarcas de la "ufología científica" dan a algunos casos debemos sentir terror.

En su pretenciosa Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIs (pág. 236 a 238) Vicente Juan Ballester Olmos explicaba algunos casos de aterrizajes OVNI como fraudes o confusiones con "Venus", "un bidón de aceite", "un feto", "algas marinas", "un objeto corriente" (?), "hombres de Cruz Roja", la "ventana de una casa", una señal de tráfico, un "bidón marino", una "tienda de campaña", un "mono", una "lechuza", una "fantasía de sordomudo", un cura, una "rueda de camión", etc. La verdad es que una rueda de camión, por aquello de ser redonda, nos recuerda más al típico Platillo Volante, pero ¿como se puede confundir un OVNI con un cura, un mono, o una lechuza? ¿Tienen los sordomudos fantasías más ufológicas que el resto de los mortales? ¿Qué es un "objeto corriente"?

No resulta extraño que los testigos OVNI prefieran romper relaciones con los investigadores cuando un "científico" les dice que el OVNI que han visto era un bidón de aceite, o un feto humano...(?) Es una forma de llamarles imbécil.

Hace pocas semanas estos preclaros "científicos", encabezados por Ballester Olmos (quien también carece de ninguna titulación universitaria) resolvían el caso OVNI más documentado de España, al afirmar que el OVNI que provocó un aterrizaje de emergencia de un Supercaravelle en el aeropuerto de Manises el 11/11/79, el scramble de un caza que persiguió el OVNI durante cientos de kilómetros y la inquietud de los controladores, director del aeropuerto y vecinos de Manises, en realidad eran dos chimeneas de una fábrica en Argelia (?). Y aunque pueda parecer choteo, que un empleado de una fábrica de coches le diga a un piloto de combate (cuya titulación equivale a una carrera universitaria superior) que el OVNI que estuvo persiguiendo por toda España eran dos chimeneas argelinas se considera "ufología seria".

Ante estas afirmaciones quienes no compartimos la Hipótesis ET para el fenómeno OVNI hemos de aceptar que es HET la única aplicable a los ufólogos científicos, pero la Hipótesis ETílica. Porque no se pueden decir tantas sandeces estando sobrios. A menos que existan intereses ocultos por explicar, por absurda que sea la explicación, todo fenómeno inexplicable ¿Y cuales pueden ser esos intereses?

¿Agentes de desinformación?

Javier Armentia escribía en LAR nº 36 (pág. 22): "El debate Benitez-Ballester (en el programa "Otra Dimensión") fue censurado debido a que el primero no quedaba en buen lugar". Poco después de publicar esta afirmación Tele-5 emitía dicho debate, nuevo patinazo de ARP. Pero lo que no se emitió (tenemos el vídeo en bruto de ese programa) fue la interrupción de la grabación debida a los errores de Ballester que se equivocaba al hablar, víctima de los nervios, después de que Benítez mostrase un documento en que se demostraba que Ballester, el "ufólogo científico" favorito de ARP, había presentado un contrato laboral al Ejercito del Aire español para asesorar a los militares en la desclasificación OVNI a cambio de dinero.

Más aún. En 1979 se publica en Zaragoza el libro Bases de OVNIs en la Tierra (Editorial Alvarez Esbec). El libro, firmado por un tal Douglas O´Brian, está escrito en primera persona, y pretende ser la autobiografía de un joven español, hijo de un americano (su padre sería un oficial de Torrejón de Ardoz) que afirmaba haber sido reclutado por la CIA y adiestrado para convertirse en "espía ufológico". A lo largo de las 223 páginas el autor explica como la CIA le habría facilitado información sobre grupos ufológicos, credenciales de la FSR, etc.

Relata como habría amenazado testigos OVNI para que guardasen silencio, como habría organizado "concentraciones OVNI" cerca de bases militares para poder fotografiarlas sin llamar la atención, etc. En abril de 1994 conseguía identificar y reunirme en Zaragoza con el autor de dicho libro. Douglas O´Brian resultó ser un pseudónimo de Francisco Javier Esteban, activo "escéptico" de ARP al que hemos aludido repetidamente. Esteban había asegurado a estudiosos como Benitez, Cardeñosa, de Vicente, etc, que el relato era auténtico, aunque a mi me dijo que había sido una novela. Juzgue cada cual. O Esteban me mintió a mi o les mintió a ellos. En cualquier caso, como buen "escéptico", miente.

Uno de los trabajos de ARP es "reventar" todo apoyo de la Universidad en actividades paranormales. En una carta fechada el 19 de octubre de 1992, dirigida al Sr. Secretario del Ilustre Colegio de Psicólogos de Valencia, Mercedes Quintana (directora ejecutiva de ARP) descalifica el congreso sobre parapsicología celebrado poco antes en dicho Colegio Profesional, ofreciendo ARP como la única fuente digna de crédito para tratar el tema. Cartas como esas fueron enviadas a la Universidad de La Coruña, Universidad de Vigo, y otros estamentos universitarios donde algunos audaces científicos han comenzado a tratar lo paranormal. "Esto es llevar la charlatanería a las aulas", "serán el hazmereir de las universidades españolas",etc, son los argumentos utilizados por ARP para evitar a toda costa que el paradigma científico pueda verse alterado por la investigación paranormal. ¿Por que?

Hace solo unas horas J. J. Benítez me telefoneaba para señalar otro aspecto de ARP que venimos investigando hace tiempo. Un teniente coronel del CESID acaba de confirmarle, según afirma Benítez, que seis conocidos "escépticos" vinculados directa o indirectamente a ARP "han recibido o reciben fondos reservados por colaborar con nosotros". Su función, proteger a toda costa el equilibrio del sistema, y esa "ciencia que no es democrática". Personalmente opino que sin duda el CESID y el Ejército ha utilizado a ARP, pero para ocultar experimentos militares que han hecho pasar por OVNIs, haciendo que los "escépticos" descalifiquen a los testigos.

Sería incómodo explicar que algunos OVNIs eran misiles o aeronaves no convencionales, sobrevolando o estrellándose cerca de zonas pobladas. Y ARP, al afirmar que se trataba de globos sonda, chimeneas argelinas, o la masturbación de sapos parteros, les evita esa incómoda situación. En breve espero poder demostrar de forma irrefutable que al menos "escépticos" y colaboradores de ARP como Jordán Peña, Ballester Olmos, etc, si han trabajado para o con el CESID.

ANEXO 1: Historia de ARP

Jueves, 23 de noviembre de 1995. Toda la plana mayor de la asociación Alternativa Racional a las Pseudociencias (ARP) se encuentra en la mesa inaugural del II Congreso Nacional sobre Pseduociencias en el Planetario de Pamplona. Javier Armentia, nuevo presidente de ARP y director de dicho planetario da la bienvenida al abundante público que asiste al congreso (unas 25 personas). Se trata de la última iniciativa de este pintoresco grupo inscrito en el Registro de Asociaciones no Políticas del Ministerio del Interior el 12 de marzo de 1986.

Sin embargo lo cierto es que ARP había comenzado a gestarse el año anterior, con el nombre de Alternativa Racional para la Investigación del Fenómeno OVNI (ARIFO). En diciembre de 1985 se publicaba el número 1/2 de ARIFO, un boletín en el que Felix Ares de Blas, Luis Alfonso Gámez, etc, comenzaban una sistemática campaña por demostrar que el "conocido cuentísta J. J. Benítez" (ARIFO nº 1, pág. 13), y otros investigadores OVNI "corre-caminos irracionalistas" (pág. 3), son solo un puñado de "falsarios", "perseguidores de hombrecitos verdes", "engañabobos", y "bazofia ufológica" que desan lucrarse a costa de los "Objetos Volantes Neciamente Imaginados" (7).

Con el tiempo, y a medida que ARIFO conseguía más dinero para sus arcas, su revista fue presentando numerosos cambios. Al principio ARIFO era una revistilla ilegal, compuesta a base de fotocopias, que no comenzó a componerse por ordenador hasta el número 6. Convertida ya en La Alternativa Racional, revista que se edita hasta ahora, en su número 12 empezó a imprimirse en Bilbao, a partir del 18 comienza a imprimirse a dos columnas, desde el 21 se cambia la tipografía de letra y desde el 23 se añaden titulares (a cual más pintoresco) en la portada. Actualmente se edita desde Zaragoza por un grupo de jóvenes "de la Tercera generación" de pseudo-escépticos. Y digo pseudo- escépticos porque el significado que el Diccionario de la Real Academia da a ese termino es "el que duda", y en las dogmáticas afirmaciones ex-catedra de ARP no hay ni el menos asomo de duda.

ARIFO deja paso a ARP, en donde además de combatir sistemáticamente la ufología, pasa a atacarse con igual saña todo aspecto de lo paranormal: parapsicología, acupuntura, grafología, etc. Todos esos fenómenos son "engañabobos" para los componentes de ARP, que de esta menera se hace fiel seguidora de su "madre ideológica", el CSICOP norteamericano. Esta asociación se funda en mayo de 1976, durante una reunión patrocinada por la Asociación Humanista Americana que daría como resultado la fundación del "Vaticano" del movimiento pseudo-escéptico (me resisto a aceptar el término escéptico para este movimiento de fundamentalismo pseudo-científico), al que siguió la fundación de agrupaciones similares en diferentes países.

El 1 de enero de 1995 quedó formalmente constituido el Consejo Europeo de Organizaciones Escépticas (CEOE), formado por ARP y otros seis grupos de idéntico corte ideológico. Conocer las estrategias, naturaleza y argumentos de ARP nos servirá para conocer como funcional el "movimiento escéptico" internacional.

ANEXO 2: Farsantes, crédulos, hijos de puta...

Con mucha frecuencia ARP acusa a los ufólogos de utilizar improperios "contra quienes sustentamos opiniones diferentes a las suyas" (Fax de Armentia a Rosa Otero del 1 octubre 1992, a las 12:18), y de "usar el insulto como casi única respuesta" (LAR nº 37, pág. 35). Y tras leer esto nos encontramos cosas como:

- "Carballal y Sierra, infames contrincantes" (LAR nº 34/35, pág. 62)

- "Sánchez Dragó, filofascista y antisemita al sol que más calienta con el fin de aborregar mentes" (LAR nº 34/35, pág.52)

- "Jiménez del Oso, visionario psiquiatra" (LAR nº 36, pág.6)

- "Bruno Cardeñosa, inexperto cazafantasmas" (LAR nº 37,pág.39)

- "Carballal y Sierra son profesionales del engaño" (LAR nº 37, pág. 41)

- "Bruno Cardeñosa, plusmarquista nacional del disparate" (LAR nº 37, pág. 41)

- "Pedro Cantó, típico exponente de cuarta degeneración ufológica" (LAR nº 37, pág. 43)

- "Cardeñosa, Carballal, Guijarro y Sierra, aprendices de engañabobos" (LAR nº 26, pág. 41)

- "Jiménez del Oso y Benitez, auténticos sinverguenzas" (Luis A. Gámez durante el coloquio a la conferencia de Ares de Blas en el II Congreso de ARP)

- "Freixedo está en tratamiento psiquiátrico, no veis que es el principal colaborador de del Oso, el psiquiátra y sólo escribe en sus revistas" (Durante la Mesa Redonda sobre Roswell en el II Congreso de ARP)

- "Faber Kaiser, divulgador pseudocientífico... carente del mínimo espíritu crítico... que muere de SIDA...". (LAR nº 32, pág. 39. A los pocos días de fallecer Andreas Faber Kaiser)

- "Veremos que escriben estos hijos de puta en Espacio y Tiempo y MAS ALLA" (Felix Ares a Mercedes Quintana en el bar de Euroforum refiriéndose a algunos participantes en el curso sobre OVNIs de la Universidad Complutense. 20 de agosto de 1992, 13:05)

NOTAS:

1: Jesus A. Puertas durante sus conferencia en el II Congreso de ARP.

2: Durante la Mesa Redonda "Medios de Comunicación y Pseudociencias" del II Congreso de ARP. En esa misma conferencia confiesa: "Yo no merezco llevar el calificativo de científico por ningún lado...soy un simple redactor de un periódico de provincias...". Gámez, ni ARP, podían siguiera imaginar que mi grabadora estaba recogiendo todo el congreso.

3: Durante la Mesa Redonda "Medios de Comuniación y Pseudociencias", en la tarde del día 24 de noviembre.

4: Algunos apartados de los estatutos internos de ARP suenan a OPUS DEI, como el artículo 40º, párrafo B: "los socios deberán observar una conducta acorde con la moral y las buenas costumbres cuando actúe como socio o como ciudadano..." y "...aportar su dedicación personal a la consecución de los fines de la asociación.." (Artículo 38º, párrafo D)

5: Ares de Blas durante su conferencia 10 años de investigación racional de lo paranormal en España en el II Congreso de ARP.

6: Al respecto ver LAR nº 13, pág. 22 a 24; Boletín ARP, nº Febrero 94, pág. 8 y ss., etc.

7: Título de uno de los artículos de Javier Armentia en MUY INTERESANTE contra el fenómeno OVNI.

* Ares de Blas se caracteriza por su grosería y sexismo. En carta personal al autor, del 24 de agosto del 92, y en relación a Carmen Perez de la Hiz escribía: "Y te lo digo con sinceridad, a ti estoy dispuesto a dedicar muchas más horas (a entendernos) que al resto de la mesa (se refiere a la mesa redonda del curso de OVNIs de la Complutense)... y sobretodo al representante femenino, al que no estoy dispuesto a dedicarle más allá de media hora".

ANEXO a manera de epilogo: Y LLEGÓ INTERNET...

El artículo que acabas de leer fue parcialmente publicado en la revista Más Allá hace casi 5 años, pero no ha perdido vigencia. En este tiempo ARP ha entrado en internet, y las mismas mentiras e interesadas campañas de descrédito contra sus "enemigos" han pasado, del papel al formato electrónico.

En sus canales de IRC (públicos, y sobretodo privados), en sus páginas web y en sus listas de correo, continúan sembrando una imagen de racionalidad que, como has visto, no se corresponde con la realidad. Continúan calificando de "impostores", "estafadores" o "hijos de puta" (Jose María Bello en #arpios) a todo aquel que opine que en lo paranormal se encuentra un campo de interés científico. Y ante tan agresivo discurso, han caído seducidos muchos miembros internautas de la comunidad científica, que no conocían la auténtica naturaleza de ARP. Esa campaña de captación de adeptos en internet ha supuesto píngües beneficios, tanto económicos como para sus egos, a muchos cabecillas de ARP, a costa de la credulidad de los internautas.

En el último año, por poner sólo unos ejemplos, ARP se ha embolsado una pequeña fortuna en presupuestos universitarios, estafados a las arcas públicas al hacerse pasar por "investigadores críticos de lo paranormal" (cosa incierta), y consiguiendo que les subvencionen numerosos congresos, cursos y conferencias en las universidades más crédulas; han editado una nueva revista semi-comercial: El Escéptico; algunos de sus cabecillas, como Miguel A. Sabadell han conseguido llegar a las grandes editoriales comerciales para publicar sus libros (con generosos beneficios económicos); han multiplicado su presencia en medios de comunicación (en algunos casos llegando a cobrar hasta ¡400.000 pesetas de caché! por atacar lo paranormal); han obtenido importantes puestos públicos generosamente remunerados (Ares de Blas, por ejemplo, director del Museo de la Ciencia de San Sebastián); han organizado nuevos congresos "escépticos" (llegando a cobrar ¡mas de 20.000 pesetas por entrada!); etc, etc, etc. En fin, parece que ese tipo de "escepticismo" continua siendo un buen negocio. Tanto como el negocio de los videntes, ufólogos, u otras sectas. En realidad ARP es a los videntes en el negocio paranormal lo que el PP al PSOE en el negocio político; Irak a USA en el negocio armamentístico; la Bayer a EuroPharma en el negocio farmaceútico; Cruz Roja a Caritas en el negocio humanitario; Cienciología a Moon en el negocio sectario; o en Cartel de Cali a el Cartel de Medellín en el negocio del narcotráfico, esto es, cara y cruz de una misma moneda.

El hecho de que algunos individuos razonables (pocos) aficionados a internet hayan sido momentáneamente seducidos por ARP no debe preocuparnos más que el hecho de que algunos otros no menos razonables (también pocos) hayan sido seducidos momentáneamente por los Testigos de Jehová, las web porno, los videojuegos, o la tauromaquia... se les pasará con la madurez. Aunque justo es reconocer que en toda regla existe su excepción, y habituales del canal, como Avenger o plank, han llegado a prestarse a discutir racionalmente los fenómenos paranormales, hasta con quienes estamos abiertos a la posibilidad de su existencia.

Lamentablemente algunas universidades y foros científicos han invertido cuantiosas cifras presupuestarias a favor de ARP ¡llegando a organizar presentaciones de sus revistas comerciales!, o dando pábulo a sus campañas de difamación contra individuos o colectivos sin derecho a réplica. Y algún día los responsables de autorizar esas estafas presupuestarias deberán rendir cuentas ante sus rectores, por haberse dejado engañar por un colectivo interesado, incapaz de aportar ninguna investigación crítica y documentada contra los fraudes paranormales, que es como se presentan para obtener esos presupuestos. Los prejuicios y cotilleos no son ciencia, aunque defiendan el paradigma científico. Pero, en fin, si Mar Flores, puede dar una conferencia en la Universidad, ARP también puede, aunque su aportación a la cultura sea exactamente la misma: el relleno de un tiempo de televisión o radio para entretener al público.

Si eres un internauta y has leído este breve anexo, te recomiendo que visites sus páginas web, que accedas a sus canales de IRC públicos, y que te suscribas a sus listas de correo, y juzga por ti mismo. Aunque también te invito a entrar en canales como #mormones, listas de correo evangélicas, o web de "parapsicología"... encontrarás exactamente lo mismo... creencias y prejuicios. Y sino prueba a entrar en el canal #arpios o #escepticos, con el nick "Mundomis" o "Man", mis nick habituales, y serás inmediatamente baneado, aun sin mediar palabra, en un ejercicio de la proverbial "tolerancia" y "dialogo" arpio... y luego dicen que están dispuestos a debatir sus creencias...

La ciencia, la investigación y el estudio racional de los fenómenos anómalos, no lo encontrarás probablemente, agazapado bajo una bandera ideológica tan radical e intolerante. Porque la ciencia no afirma ni niega... la ciencia siempre duda... y busca respuestas a esas dudas sin necesidad de difamar, manipular, o suplicar presencia en los medios de comunicación.

Y si bien el engaño de ARP no es tan grave como el de algunos curanderos (que puede costarte la vida); el de algunas otras sectas (que puede costarte tu libertad); o el de algunos videntes (que puede costarte tu patrimonio); es igual de triste. Ya que muchas mentes brillantes, seducidas por el atractivo brillo del escepticismo, el de verdad, (la única doctrina filosófica admisible en ciencia), pierden su tiempo en este gran engaño "políticamente correcto" que es la ARP. Si esos científicos y académicos, captados por este grupo, invirtiesen su tiempo en investigar la mente humana, los fenómenos cuánticos; la astrofísica, la exobiología, o la antropología de la religión, avanzaríamos mucho más en el conocimiento de los llamados "fenómenos paranormales", que si se pasan las noches reafirmando su ego en el IRC a costa de humillar y minimizar humanamente a "los crédulos" y "los magufos", en nombre de la "ciencia", mientras navegan por las web de Play Boy... Sin duda, el único camino para llegar a La Verdad es la aplicación del sentido común, el escepticismo y el método científico a las incógnitas y misterios que nos rodean. Pero ARP tiene tanto de eso, como la Iglesia Católica de "representante única de Dios en la Tierra".
Juzga por ti mismo.

Manuel Carballal

Este artículo deja muchas cosas claras, pero para una mejor idea de la diferencia entre verdaderos escépticos y los falsos, (aparte de que los verdaderos escépticos y verdaderos científicos firmamos todos nuestros artículos con nuestro verdadero nombre) véase este link:
http://verdaderosescepticos.blogspot.com/
Marcelo Gabriel Silva

martes, 5 de diciembre de 2006

LOS VERDADEROS ESCÉPTICOS

Hola Amig@s:

Mi punto de vista respecto a los escépticos, o mejor dicho respecto al escepticismo, es que se están confundiendo los términos por "apropiación indebida", ya que ser escéptico es una cosa y ser ARPío (supuestos razonadores críticos), es otra muy distinta.
Cierto también es que se dicen "investigadores" a veces, personas que sólo han navegado un poco la web, que han leído algunas revistas y libros y tienen palique para echar una sarta de burradas, entre las cuales -lógicamente- hay algo de verdad. Pero eso no da derecho a meter a todos en la misma bolsa.
Del mismo modo se dicen "escépticos" unos sujetos casi siempre anónimos, que tienen por sistema la negación, que no analizan en profundidad, que ni siquiera se informan medianamente y hasta niegan cosas (como el efecto piramidal) que -aparte de estar certificadas oficialmente- puede comprobar un chavalito de la escuela primaria haciendo una pirámide de cartulina, orientarla con una brújula y hacer comparaciones con la oxidación de frutas, un trocito de carne y cosas así.
Es normal que se cometan errores en las primeras experiencias y algunas pruebas fallen, pero eso es hasta que se repita la experiencia con un poco de cuidado. Si leen mínimamente en la información básica, no habrá fallos ni siquiera en el principio. Pero estos FALSOS escépticos no harán ni siquiera esa inversión de una mísera lámina de cartulina.
Los falsos escépticos no pasarán noches de frío ni calurosos viajes en busca de respuestas. Ya las tienen sin mover el culo de sus silla de internauta; por mirar con un telescopio con muchos aumentos ya creen que "conocen el universo"...
Así que no se meterán de noche en una casa en ruinas para extraer psicofonías, porque sus miedos son mucho mayores que los de cualquiera. Ellos saben que eso es "perder el tiempo". No vendrán a mi casa a pesar de mis invitaciones para fotografiar biones en las pirámides, ni me acompañarán en investigación alguna.
No se meterán a analizar las Caras de Bélmez con método, ni averiguarán los antecedentes, porque es más cómodo echar calumnias sobre los investigadores, ni harán un curso de geobiología porque esas son "pseudociencias" según su religión académica.
Los falsos escépticos de la medicina no aplicarán terapias alternativas, porque ya consiguen algunos éxitos aunque se muera la mayoría y otros vivan una vida de infierno, porque esa "medicina" les condena a una silla de ruedas, a una degeneración progresiva o poco menos. Los falsos escépticos son los que niegan las conspiraciones político-económicas, porque jamás estudiaron la historia ni las noticias con el "pensamiento crítico" que pretenden defender.
Yo creo que ser escéptico (VERDADERO escéptico) es no dar por sentado nada hasta no tener al menos las explicaciones básicas de un fenómeno, pudiendo reproducirlo o al menos preverlo. Una vez verificada la existencia real del fenómeno podemos pasar -con todo nuestro escepticismo- a intentar hallar explicaciones sobre las causas, pero mientras tanto, los verdaderos escépticos aplicamos del modo más útil posible lo aprendido. Eso nos permite profundizar también la investigación.
Pero la regla fundamenta de un verdadero escéptico es seguir el método científico. Aunque básicamente consiste en observación, hipótesis, experimentación, resultados, interpretación y conclusiones, me parece que eso es de la escuela primaria. En un campo de investigación seria -sobre todo en fenómenos desconocidos hasta el momento- el proceso es como sigue.
MÉTODO CIENTÍFICO:
1) Observación y análisis teórico.
2) Primera experimentación y análisis de repaso,
3) Segunda experimentación (repetición) y análisis general.
4) Elaboración de hipótesis.
5) Tercera experimentación y extracción de nuevas conclusiones de primera instancia.
6) Interpretación parametrada (interdisciplinaria).
7) Demostración y Conclusiones.
8) Aplicaciones y mejoras teóricas y prácticas.

Los falsos escépticos (los ARPíos y otros similares), que se dicen "ultrarracionalistas", lo que menos hacen es actuar conforme a su prédica.
En mi campo de actividad (Las pirámides, arqueológicamente y en las aplicaciones actuales), estos falsos escépticos son "escépticos digitales" sólo porque usan los dedos para escribir chorradas y señalar mientras insultan. Es decir. NO observan, NO experimentan, NO elaboran hipótesis alternativas a sus dogmas... Por lo tanto NO pueden sacar conclusiones de nada, NO interactúan con otras disciplinas, NO hacen aplicaciones útiles de nada.
Si los analizamos científicamente, sólo encontramos gente fracasada, mediocre, serviles inconscientes a ciertos poderes del mercado, a la religión o a la política de otros.
En la historia tenemos a los "escépticos" que quemaron a Giordano Bruno, que persiguieron a Kepler, a Galileo Galilei, que juzgaron por locos a los hermanos Wrigth... Mientras se celebraba el juicio en Washington, en setiembre de 1908, Orville Wrigth volaba por fin más de una hora seguida mientras su hermano Wilbur saltaba de alegría y recibía la notificación -atrasada- de presentarse a juicio ese mismo día.
En el Buenos Aires de 1830 un abogado "escéptico" vió en La Gaceta una noticia sobre el "caballo mecánico" inventado en Alemania, dibujado por un viajero. Movilizó mucha gente que se reunió en el barrio del puerto para ver cómo era imposible que tal invento existiese. Hizo algo similar (una bicicleta) con ruedas de carretas de 70 Kg y una polea de cuero mal encerada. Diez años después, al aparecer la primera bicicleta bien hecha en Buenos Aires, se tuvo que marchar de la ciudad. Pero la bicicleta podría haber prosperado como útil una década antes, si aquel abogadillo no se hubiese metido a "sabelotodo". Hoy ocurre lo mismo en muchos campos de investigación, pero para colmo los intereses mercantiles más poderosos saben usar muy bien a esa gente.
Si me dicen que ha aparecido un elefante rosado que baila y canta, pues ni creo ni dejo de creer. INVESTIGO bajo el método científico, para encontrar al menos una explicación sobre la noticia, el origen, el fenómeno psicológico que induce a alguien a crear la especie... Quizá el elefante esté pintado, aprenda a bailar (eso sí que lo he visto en un circo y no es nada "de otro mundo") y quizá pueda "hablar" según se interprete lo que esto significa.
En fin, investigaría a ver qué hay en el asunto.
Entonces reclamo por propio derecho de razón, el título de ESCÉPTICO que se arroga falsamente cierta gente nihilista, irrespetuosa y burlesca que nada tiene de actitud científica.
Sobre qué actitud tomar respecto a ellos, hay que pensar un poco. Yo no descarto arremeter jurídicamente contra ellos en cuanto tenga una prueba efectiva de que me producen perjuicio económico, ya que no puedo argumentar agreciones morales. Según se desprende de la sentencia dictada hace días a favor del falso "escéptico" Cavanilles y contra el honor de Pedro Amorós, Presidente de la SEIP, en España se puede calumniar, insultar y difamar sin que -al parecer- ninguna ley ampare al agredido. Siguiendo la línea de la sentencia, podría decirse que la jueza carece de sentido común, que tiene algún fallo neuronal o que en mi opinión es incompetente, pero "tratándose de un tema polémico...". se justifica cualquier cosa.
No creo que la jueza tenga esos problemas, pero si su sentencia sienta jurisprudencia resultando avalada por el Tribunal Supremo, en España quedaría instituido el derecho a mansillar el buen nombre y honor de las personas impunemente.
Sin embargo, en este sistema donde hasta la ley se subordina a lo económico, hay que seguir las reglas de juego. Así que en cualquier momento, más de un falso escéptico va a tener -como ha ocurrido otras veces en la historia- en sus bolsillos las míseras pelusas que le recordarán que no tiene que meterse con los escépticos de verdad.
Podéis visitar un excelente artículo de Manuel Carballal sobre este teman, en este link:
http://verdaderosescepticos.blogspot.com/2006/12/arp-el-gran-fraude-de-los-escpticos.html
Un Abrazo Escéptico

Marcelo Gabriel Silva
www.piramicasa.es
www.piramicama.com
www.piramicasa.com
piramicasa-arroba-gmail.com
FORO: piramicasa-alta@elistas.net
(mail en blanco, sin asunto y responder confirmación a eListas)
Tlf: 639 28 47 87
Alicante - España